Shaquille O’Neal se retira: nace la leyenda

Publicado Por el 2 de jun de 2011 | Sin comentarios


Fin del trayecto. En este 2011 se despide un grande, muy grande, en todos los sentidos, de la NBA. A través de internet, Shaquille O’Neal anunciaba su retirada. Tras 19 años en la élite del baloncesto y a los 39 de edad, O’Neal dice adiós al parqué, donde tanto espectáculo ha dado.

Desde sus años en Orlando, Shaq sorprendía cuando saltaba a la pista. El Rookie del Año en 1993 destrozaba tableros (2 concretamente) asombrando a todo el mundo con su poderío físico y su determinación nada más llegar a la NBA. Velocidad en el reverso y autoridad en la pintura con 2,16m y más de 140kg.

Dos años después, su salto a los Lakers lo catapultó a la cima de las estrellas, consiguiendo 3 anillos de campeón junto a Kobe Bryant. En Los Ángeles desplegó su mejor baloncesto, una ciudad y un estadio donde nunca nadie lo olvidará, pues su legado es imborrable tanto en las vitrinas del Staples como en los corazones de los seguidores angelinos.

Hablando de Kobe, una relación de amor-odio. Dicho odio acabó con la salida de O’Neal de los Lakers, rumbo a Miami en 2004. En 2006 otro campeonato culminó la carrera de títulos colectivos de Diesel, que se despide pues con 4 anillos en sus enormes dedos. En cuanto a títulos individuales, las distinciones de las que hablamos nos dicen que este jugador es un Hall of Fame 100%. Rookie del año, 1 MVP de temporada y 3 de las finales, 14 veces entre los 1º, 2º o 3º mejores quintetos de la NBA, campeón del mundo y oro olímpico con EE.UU., 15 veces All-Star, de las cuales 3 de ellos MVP. En cuanto a estadísticas: 28596 puntos y 13099 rebotes en 1207 partidos. ¿Alguien da más?

En estos últimos años, dejó sus últimas gotas de baloncesto entre Phoenix, Cleveland y Boston.

Curiosidades de este grandote, muchas. Una muy conocida es su famosa afiliación al Consejo de administración de Geppetto Brothers, Muñecas de Madera (Andrés Montes), referente a su calidad en el tiro libre. Su técnica era para echarse a llorar, y sus porcentajes paupérrimos. Una laguna en su juego que nunca pudo pulir, pero no le vamos a pedir que fuese perfecto, con estar considerado uno de los 5 mejores centers de la historia de la NBA nos basta…

Un grande muy grande al cual todo homenaje se le queda pequeño, por lo que éste que hago sólo pretende ser uno más que sirve como agradecimiento a tantos años de buen baloncesto.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>